sábado, 13 de octubre de 2012

Composibilidad material

El financiamiento de la obra pública con créditos del BID opera como divisoria de aguas en la legislatura correntina. El oficialismo sostiene que el criterio de la gestión de Ricardo Colombi es “ahorro, diferimiento del costo financiero de lo actual disponible, previsibilidad” y enuncian con soltura que la provincia está hecha una fortaleza, así lo afirma Sergio Flinta, senador radical, fundador de Franja Morada, declarando asimismo que la prioridad en la distribución son los municipios, en lo que considera un modo de federalismo puertas adentro de la provincia, que quisieran fuera la práctica de la nación hacia las provincias. La oposición se viste de duda y recelo ante la toma de empréstitos. Perfiles variopintos con exponentes indescifrables en cámara de diputados, tal el caso de Manuel Sussini, único en su especie, quien enuncia extrañado “hay cosas que no entiendo de las cuentas de inversión” como si apostara su perplejidad a manera de carta en un juego de truco, esperando el envido del tribunal de cuentas, que al saldar su inconsistencia, le permitiera dar su aprobación al crédito solicitado.
Diálogo lúdico de fuerzas en una danza de construcción de liderazgos, explicitándose la materialidad como la composibilidad de un protagonismo colectivo desde la singular posición de Corrientes en el concierto nacional. Las preguntas afloran: Si la economía argentina está bien ¿por qué el FpV teme tomar créditos?, ¿todos los municipios reciben dinero de nación por igual?.
Redes eléctricas y de gas, viaductos, saneamiento ambiental son imperativos para el desarrollo articulado de nuestra provincia, no hay duda de ello, la vacilación parece ser hija del desconcierto ante la inexplicable desenvoltura factual de un dirigente radical con apariencia ruda pero con decisión certera.

0 comentarios: