jueves, 20 de septiembre de 2012

Marcela Pacheco inició una nueva fase en su lucha

La periodista estuvo 23 días de huelga de hambre sin obtener respuesta de las autoridades de canal 7 ni de funcionarios de gobierno responsables de comunicaciones. La profesional decidió desarrollar otros métodos de acción que no pongan en peligro su salud. La periodista Marcela Pacheco se anima a hablar poniendo su contenido vivencial en cada palabra, refiere una expulsión por carecer de funcionalización hacia los grupos de poder que acaparan para sus intereses, definiendo que así como existe la corpo con C existe la korpo con K.
 



Su voz perfora la realidad porque dice lo que muchos callan aún sabiendo y otros tantos prefieren desconocer habiendo sido parte de ello. La colega Marcela Pacheco encontró su núcleo de persistencia en el borde de la oscuridad introspectiva y emergió firme y convincente afirmando “Yo ya viví esto en la dictadura, no poder hablar, metieron preso a mi papá y no podíamos decir nada, no quiero que se repita”. Sus imágenes recientes revelan un notorio deterioro, maximizado por su frágil contextura física. Poner el cuerpo, jugarse la salud y tal vez la vida constituye un modo de enunciación que excluye la simulación, remitiendo el valor al lugar del que nunca debió exiliarse, la propia voluntad humana y su afectación. Marcela Pacheco se valora a sí misma y crea desde sí un gesto que la valida y se convierte en interpelación ética hacia sus pares y la sociedad toda. Nosotros respondimos ¿y Usted?. 

0 comentarios: