miércoles, 25 de enero de 2012

LA CAUSA MALVINAS

* Orlando Gustavo Pascua


Los acontecimientos de estas últimas semanas nos señalan que el debate profundo a treinta años del conflicto bélico del Atlántico Sur se debe dar desde una visión amplia, pluralista y fundamentalmente democrática.


Las actitudes y desiciones de los gobiernos de los países hermanos del Mercosur de no permitir el ingreso de barcos con bandera de Malvinas (porque la bandera de Malvinas es la Argentina y no otra) muestra claramente que la batalla diplomática por nuestros derechos soberanos sobre Malvinas llevada adelante en estos últimos años va por el camino correcto. Declaraciones de apoyo concreto de espacios como la Unasur, la Celac y otros bloques que se habían mantenido al margen de nuestros reclamos son fundamentales, dejando una vez mas a las claras la actitud del Reino Unido que responde con su política de continuar desconociendo las resoluciones de Naciones Unidas que aconsejan discutir la soberanía de las islas del Atlántico Sur, y continúa adelante con la exploración de petróleo de la cuenca de Malvinas, o realiza operaciones militares con la participación del Príncipe heredero, muestran a las claras una actitud colonialista y por lo tanto nos exige una respuesta en conjunto.
La respuesta del premier británico, David Cameron, agraviante, estúpida (como para indicar algún calificativo) es una señal clara de un colonialismo vetusto que al igual que en 1982 pretende resolver sus problemas internos con actitudes belicistas, pero, hay una gran diferencia, hoy en nuestra Patria tenemos un gobierno democrático con amplio respaldo popular que reclama contundentemente un diálogo en paz. A todo esto estamos viendo y escuchando una diversidad de opiniones. Sin lugar a dudas que todo acontecimiento político, social, económico, cultural, educativo, sanitario, bélico, tiene visiones como protagonistas tuvo dicho suceso. Lo que es indiscutible son los hechos que se desarrollaron antes, durante y posterior del evento. Malvinas y fundamentalmente el conflicto bélico de 1982 contiene todos estos conceptos.


La diversidad de miradas desde lo ideológico, político, religioso, moral, ético, militar, económico, a treinta años son el fiel reflejo de que Malvinas es el debate que nos debemos. Están aquellos que pretenden mantener el status quo de la historia y situar a la cuestión Malvinas y el conflicto de 1982 dentro de esa misma concepción donde todo está dicho y nada se puede discutir, una actitud belicista, patrioteril, autoritaria y conservadora, son los responsables de la derrota que intentaron contar otra historia, condicionaron la democracia con la causa Malvinas, imponiendo las leyes de impunidad, mintiendo a los familiares, nunca practicaron una verdadera autocrítica.


s necesario revisar ese pasado para construir un futuro mejor, sin ánimo de revancha ni de venganza, condenar a los responsables de los delitos de lesa humanidad acaecidos en Malvinas. Así como la recuperación de su identidad de las 144 tumbas NN (de las 237) en el Cementerio de Darwin. Es oportuno a 30 años del conflicto bélico poner en discusión todo lo acontecido. De nada sirve esconder la basura debajo de la alfombra. El debate Malvinas es imprescindible. La mayoría de las veces cuando se hace referencia a los 649 caídos en el conflicto bélico se los define como héroes. Cabe preguntarse si el hecho de haber fallecido en Malvinas borran hechos y actitudes individuales anteriores. Es el caso de represores y torturadores de los centros de detención clandestinos que participaron en la batalla de Malvinas, y el caso de uno de ellos considerado hoy como el máximo héroe con plazas y calles en el país con su nombre. Según relatos de uno de los detenidos en la ex ESMA, (así también de la Base Naval de Mar del Plata y otras denuncias de delitos de lesa humanidad) el día en que el personal militar de ese centro de detención estuvo muy triste y consternado fue el 2 de abril de 1982, porque había muerto “Pablo” en Malvinas (“Pablo” nombre de “guerra” utilizado para los grupos de tareas). Estamos hablando precisamente del capitán Pedro Giachino. Así como nos encontramos hoy con varios oficiales que participaron de Malvinas que se encuentran detenidos por delitos de lesa humanidad. En el contexto actual de reivindicación de la política es de significativa importancia repotenciar la Causa Malvinas, porque ella encierra la concepción integral de Soberanía. Malvinas integra todo; lo político, lo social, lo cultural, lo económico, lo educativo, lo territorial. Si hablamos de Recursos Naturales, hablamos de Malvinas (hidrocarburos, pesca etc.). Si hablamos de Desmilitarización, hablamos de Malvinas (base militar británica de Mount Pleasant). Si hablamos de Pueblos Originarios, hablamos de Malvinas (aproximadamente un 20% de los que participaron y cayeron en Malvinas en el conflicto bélico de 1982 fueron hermanos Qom, Wichis, Pilagas, Guaraníes, Tehuelches y otros). Si hablamos de Integración Regional Latinoamericana, hablamos de Malvinas (el 82 demostró claramente esa Unidad, y hoy tenemos al Mercosur, la Unasur, la Celac). Si hablamos de Geopolítica, está Malvinas como un lugar estratégico política y militarmente.


Si hablamos de Derechos Humanos, Crímenes de Guerra y Delitos de Lesa Humanidad, hablamos de Malvinas, (así lo demuestran las denuncias presentadas ante la Justicia Federal, en el marco de la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Soberanía). Y si hablamos de Democracia, Malvinas está presente (ella también posibilitó la recuperación de la Constitución y la Leyes). Malvinizar Malvinas es hablar de integridad territorial, de soberanía social y política, de destino nacional autónomo, de alianzas estratégicas, es hablar sobre las cosas que nos faltan o de las que estamos en proceso de recuperar.

Como sociedad, como pueblo, en estos buenos tiempos de debate, de quienes somos realmente, de donde venimos, de reconstruir nuestra identidad, Malvinas es sin lugar a dudas el eje convocante mas importante e imprescindible, no solo en nuestra Patria la Argentina, sino en la Patria Grande Latindoafroamericana. 

* Combatiente de Malvinas
Trabajador de Prensa
Coordinador Nacional RED COMPROMISO SOCIAL POR MALVINAS
Director RADIO ASAMBLEA (Corrientes)

0 comentarios: