sábado, 20 de noviembre de 2010

¿QUIÉN SILBÓ AL GOBERNADOR?

PORTALES DEL GOBIERNO PROVINCIAL SE RASGARON LAS INVESTIDURAS

¿Qué será lo que les pasa a una plaza repleta de militantes kirchneristas que cuando ven a Ricardo Colombi, aunque esté al lado de la presidente, lo silban?. No tienen respeto por la investidura del gobernador, sermonean desde los portales que festejaron la muerte de Nestor Kirchner. Y señalan quienes serían los ideólogos de la silbatina: Camau habría enviado colectivos a insultar al gobernador, para mi que fueron los diputados (que lo denunciaron por enriquecimiento ilícito), dice aquél.

No, si fue el enemigo de Camau, Fabián Ríos, en complicidad con Kunkel, acusa otro desde una radio bancada por el gobierno de la provincia, cuyo dueño filmó en calzonsillos al anterior presidente del máximo tribunal Juan Carlos Codello, a quien Ricardo Colombi (sobrino de Codello ) intentó desplazar con un juicio político que fracasó a pesar de la presión mediática de ese momento. Las imágenes, tomadas desde la ventana de la casa en que residía Codello, fueron emitidas por Canal 13 de Corrientes.

1 comentarios:

Dardo Ramirez dijo...

No vayas a creer que solamente los kirchneristas silbaron al gobernador, me consta que en Paso de los Libres hay una gran cantidad de radicales perjudicados por este colombi que también participaron de la silbatina y que habitualmente insultan a colombi, por ejemplo hay varios empleados en negro del hospital San José a quienes se les quiere obligar a firmar documentos en los que declaren que hace seis meses que trabajan Ad Honorem, durante todo ese tiempo no les abonaron sus salarios, además el caso puntual de la escribana Natalia Aquino, jefa del Registro Civil, cesanteada preento una denuncia penal contra el gobernador Colombi y contra Valdez, la justicia de dio la razón y el gobierno despues de mucho resistirse tuvo que reintegrarla a su puesto de trabajo y sigue siendo presionada. No todos eran peronistas, hay una buena cantidad de radicales con muy buenas razones para silbar, abuchear y despreciar a Colombi.