viernes, 13 de agosto de 2010

OTRO CUMPLEAÑOS SIN FESTEJO

Un 13 de agosto, también un viernes pero de 1954, nacía Rómulo Artieda. No alcanzó a cumplir 23 años cuando la mano asesina, pretendiendo acallarlo, lo inmortalizó. Sus restos (identificado en el 2007 por el Equipo Argentino de Antropología Forense tras permanecer más de 30 años como NN en el cementerio de Empedrado) reposan en el "Memorial al Desaparecido", una tumba-monumento que recuerda a todos los desaparecidos correntinos.

Carta a Rómulo

Hola Rómulo:
No te veo ni muerto, ni desaparecido y tal vez sean mis propios mecanismos de negación, pero vos Rómulo, ante tanta mierda, seguís más vivo que nunca !
Me imagino un día cualquiera, de siesta, justo doblando una esquina, te encuentro, organizamos una charla, con mate incluido (que insignificancia parece pensar – ante tanto horror sucedido – en el mate ! pero cómo olvidar cada una de las recomendaciones tuyas para lograr un mate exquisito!)
Me abatato con las palabras cuando te tengo que relatar lo de Malvinas, lo de “la casa está en orden”, lo de la obediencia de muerte, del indulto y de los asesinos que caminan nuestras mismas calles !
Cómo hago para contarte que el quiebre de muchos ha ido instalando una aceptación encubierta de todas las formas posibles que asume la prostitución ?
Cómo te digo que la Ética también casi desapareció ? y que cualquier justificación se ve incrementada en forma proporcional a los bienes materiales ?
Rómulo, desde hace más de 30 años que extraño esas charlas entretenidas y sinceras.
Y que bueno sería que nosotros pudiéramos aprovechar éste momento para superar nuestras debilidades a partir de tu ejemplo. Claro, aprovechando todo esto para resolver la orfandad que nos dejó el hueco de tu ausencia. Pero ay ! Rómulo, cuando estoy con un pibe que neutraliza su humanidad con la droga, pienso en la falta que nos hacés !
Y hoy, en éste llamado posmodernismo, que determina con total obscenidad el TODO VALE, vos emergés firme, seguro, bello, vital, un tanto apurado, pero feliz.
Ah, eso sí, no te contaría nunca de un programa televisivo que alcanzó 50 puntos de rating. Sólo te diría – y robando la idea a Mario Benedetti – que acá cambian el significado de las palabras, porque el ÚNICO, el VERDADERO GRAN HERMANO, sos vos !

MARIA BAR

0 comentarios: