miércoles, 18 de agosto de 2010

DE LA POLÍTICA PUBLICITARIA DEL GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES

LA PESADA HERENCIA DE HERNÁN GONZÁLEZ MORENO

Por Francisco González Cabañas

Pese a que no ha sido, formalmente funcionario público, su empresa de información relacionada con el anterior gobierno de los Colombi, y su final cinematográfico (a días de la segunda vuelta) colocaron y colocan a este extinto joven, entrador y carismático, en una pieza clave para entender, no sólo cómo se distribuyo la pauta oficial los años anteriores, sino como se distribuye ahora o cómo se piensa distribuir.

Audio Francisco González Cabañas.

Bajar aquí.


Pese a que no ha sido, formalmente funcionario público, su empresa de información relacionada con el anterior gobierno de los Colombi, y su final cinematográfico (a días de la segunda vuelta) colocaron y colocan a este extinto joven, entrador y carismático, en una pieza clave para entender, no sólo cómo se distribuyo la pauta oficial los años anteriores, sino como se distribuye ahora o cómo se piensa distribuir.

La cuestión del pasado, no sólo pertenece a la esfera judicial, sino también, ha sido harto transitada, con detalles escabrosos más o menos, con relatos dignos de una película de acción, semejante o no a la realidad, será la misión de sus deudos, en caso de que ha sido lo deseen, poder determinarlo.

Pero Hernán, ronda en el ámbito de la comunicación correntina. No se trata de una cuestión esotérica, por más que algunos abonen a estas prácticas y le den crédito a las mismas en muchas circunstancias del misterio de la vida, se trata de una herencia, de una huella indeleble que la muerte del joven ha dejado, entre tantas cosas, en su partida.

No existe explicación desligada a la herencia de Hernán, del porque el actual gobernador no define con la claridad que lo caracteriza, una política de distribución de pauta oficial.

Sí bien la recurrentemente postergada, firma del desendeudamiento de la Provincia con la Nación, le permite a Ricardo manejar con la fusta corta, la relación entre realidad y expectativa (es decir que esté siempre al caer la firma del convenio clave le habilita la posibilidad, pero a su vez no lo obliga a definir ciertos cursos a seguir), en el ámbito de la distribución de la pauta, conciente o inconscientemente (que sea gobernador no lo exime de poseer un lugar en la psiquis que no lo controle con racionalidad, como todo el mundo) Ricardo actúa condicionado por la pesada herencia de Hernán.

Debe asociar, inmediatamente el señor gobernador, que todo lo vinculado a la prensa correntina, tuvo que ver, con el desaguisado que se le atribuye que realizó Hernán con anuencia del poder que tuvo su primo, mediante la delegación que le otorgó el mismo Ricardo en 2005.

Para poner, en términos de Ricardo, debe pensar con claridad meridiana, que todos los medios, o el 90%, ha participado de lo que se denomino la “orgía publicitaria” en tiempos de la agencia corrientes, el Frankstein que generó Hernán y que lo termino matando.

En rigor de verdad, parte de razón le asiste Ricardo, sin ir más lejos, al menos uno de sus actuales “hombres de prensa” (que más allá que merecidamente tiene potestad, de acuerdo a lo trabajado en los últimos dos años) hasta avanzado 2007 le hacía complacientemente el Noti-Arturo al primo que se creyó, en su ingenuidad, mucho más de lo que era.

De ese 10% que no fuimos parte de la tan mentada orgía publicitaria (con censura, aprietes y demás acciones facciosas desde el poder Arturista) no sólo que tenemos el derecho moral de recordarlo, sino que también nos asiste el derecho a reclamo, para que el estado provincial, defina de una buena vez por todas y sin ambages, su política publicitaria.
No sólo que en tiempo y forma presentamos ante el gobierno y la legislatura un foro de medios, para avanzar en una lógica normativa (cómo las que tienen provincias como la de Tierra del Fuego) que estipule una referencia de cuánto y cómo tendría que aportar el estado a los medios de comunicación de acuerdo a las características del medio (su formato, su penetración en el público, su estructura formal de trabajadores, etc), sino que además le dimos, más por omisión que por acción, el tiempo más que prudencial para que el gobierno defina ago tan sensible y hasta institucional para provincial.

Para que quede claro, que el gobernador entienda que la distribución de la pauta publicitaria es y debe ser una política de estado, no una actividad plagada de potenciales Hernanes, que desean volver a gestar una orgía publicitaria, o en el mejor de los casos, cobrar mucho y trabajar poco. Los habrá seguramente, y en demasía, pero el gobernador, tiene que mostrar el tino necesario, para no embolsar a todos “los gatos en la bolsa de las liebres”, ni siquiera por aquellos “justos que pagan por pecadores” sino para no bastardear una actividad, necesariamente vinculada con lo institucional.

Ricardo ha conseguido que la sociedad correntina, lo libre de culpa y cargo por habernos dejado a su primo, como si fuera poco, también convenció a la comunidad que era muy diferente que Arturo.

Que pueda darse la posibilidad de pensar que en lo atinente a la política publicitaria, diferenciarse de su antecesor no tendrá relación sólo con la cantidad de dinero erogado o en los diferentes perfiles, opuestos al de Hernán, de “sus hombres de prensa”, sino más que nada en cuanto a las formas y la claridad de cómo lo haga, para reforzar su pretendida gestión transparente y su objetivo de fortalecer la institucionalidad, será un gran paso, no sólo para la comunicación correntina, sino también para la provincia en sí.

Finalmente, esas cuestiones paradójicas de la mente, que un hombre que ha logrado diferenciarse de su primo, que formaba parte de su proyecto político, no pueda o no quiera diferenciar la realidad de los distintos medios de comunicación de Corrientes (con sus respectivas historias y sus trabajos cotidianos) es al menos egoísta, más sabiendo que la sociedad, le ha dado el beneficio de la diferencia, con su propio primo, y por ello es nuevamente gobernador.

Francisco González Cabañas es Licenciado en filosofía y editor de la Agencia y Revista Comunas del Litoral

0 comentarios: