miércoles, 23 de junio de 2010

BASTA DE PERSECUCIÓN A LOS ESTUDIANTES DE SERVICIO SOCIAL

El Centro de Estudiantes de Servicio Social (CESS) repudia la medida adoptada por el Rector del Instituto Superior de Servicio Social, arquitecto Luis Ortellado, de sancionar a la presidente del Centro de Estudiantes, Valeria Villalba, por el simple hecho de defender a los estudiantes del Instituto ante los medios de comunicación.

Cabe aclarar que Valeria Villalba es la actual Presidente del Centro de Estudiantes de Servicio Social (CESS), elegida democráticamente por la mayoría de los estudiantes del Instituto Superior de Servicio Social para que los represente ante las autoridades.

La resolución n° 30/10, de fecha 19 de mayo de 2010, firmada únicamente por el Rector del Instituto Luis Ortellado resuelve “Apercibir y suspender por 5 (cinco) días a la alumna Villalba, Valeria Elizabeth por sus acciones en desmedro de la Institución y sus Autoridades”.

Con la firma de esta resolución inválida, el Rector Ortellado violó el Reglamento Orgánico para las Instituciones de Nivel Superior, Resolución ministerial 1561/05 del Ministerio de Educación de Corrientes. Esta resolución ministerial establece en sus artículos 10 inciso 14 y 97, que es facultad exclusiva del Consejo Directivo la aplicación de sanciones disciplinarias a los alumnos. Por lo tanto, el hecho que el Rector del Instituto haya firmado unilateralmente, sin participación del Consejo Directivo, una sanción disciplinaria a un alumno, conforma una falta grave para el cargo que desempeña, y merece la máxima sanción administrativa.

El Rector utiliza como excusa una nota publicada en el diario El Litoral el 30 de abril de 2010, donde la Presidente del Centro de Estudiantes expresa que luego de dos meses de iniciado el ciclo lectivo, los alumnos de 2° año no pudieron comenzar las clases por responsabilidad de las autoridades del instituto. Estas autoridades no respondían hasta esa fecha los reclamos por escrito presentados por los alumnos y el Centro de Estudiantes. Asimismo en dicha nota, la presidente del Centro de Estudiantes denuncia el maltrato verbal ejercido por el Rector hacia sus alumnos y hacia el Centro de Estudiantes. Como se puede apreciar en la nota periodística en cuestión, en ningún momento la presidente del Centro de Estudiantes realiza agravios personales a las autoridades, simplemente se manifiesta en cuestiones gremiales y académicas.

En los vistos y considerandos de su resolución inválida, el rector manifiesta su oposición a que los estudiantes del Instituto ejerzan derechos constitucionales como los de peticionar a las autoridades y de asociarse con fines útiles. Además desconoce el Artículo 13 de la Ley de Educación Superior y el artículo 90 de la resolución ministerial 1561/05 que establecen que “Los estudiantes tienen derecho… A asociarse libremente en centros de estudiantes, a elegir sus representantes y a participar en el gobierno y en la vida de la institución”.

De este modo, pretender recurrir a sanciones disciplinarias para acallar reclamos estudiantiles de índole gremial, nos obliga a recordar las peores épocas de la historia argentina reciente en materia represiva.

Exigimos al Ministerio de Educación de la Provincia que tome cartas en el asunto y evite ser cómplice de esta situación, anulando toda sanción a estudiantes que reclamen sus derechos, y poniendo freno a esta embestida autoritaria del Rector Ortellado.

Dejamos sentado nuestra posición de no dejarnos amedrentar y seguir avanzando en las reivindicaciones estudiantiles y en la lucha por una educación al servicio del pueblo.

Enviado por: CESS - Centro de Estudiantes de Servicio Social

0 comentarios: