miércoles, 18 de noviembre de 2009

VACANTE EN EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE CORRIENTES

OTRA IMPUGNACIÓN AL PLIEGO DE FRANCISCO CARABAJAL

A los cuestionamientos del Sindicato único de Trabajadores de la Educación respecto a la aprobación del pliego del actual fiscal de estado, Fernando Carabajal, propuesto a juez del Superior Tribunal de Justicia por el gobernador Arturo Colombi para ocupar la vacante producida por el fallecimiento del Dr. Eduardo Farizano se sumó otro presentado por el periodista Guillermo González del Castillo, denunciante además en la "causa publicidad" por la cual se encuentran detenidos el ex secretario privado del gobernador Diego Mosquera y el ex director de información pública José Luis "Billy" Zampa. Guillermo González del Castillo acusa a Fernando Carabajal de "una defección imperdonable que lo puso a las puertas de una maniobra de encubrimiento".

Este el texto de la misiva:

"Informaciones periodísticas dan cuenta de que el gobernador saliente Arturo Colombi, remitió a la Legislatura el pliego del actual fiscal de Estado Fernando Carbajal para su nominación como ministro del Superior Tribunal de la provincia en reemplazo del ex titular de ese cuerpo, el recientemente fallecido Eduardo Farizano.

Se supone que el procedimiento para activar la designación de un magistrado en el máximo tribunal correntino incluye una serie de instancias deliberativas donde la objeción a cargo de particulares del candidato propuesto, sería un trámite insoslayable aunque –entiendo- no vinculante.

Pues bien, me permito por este medio impugnar la candidatura del susodicho por motivos que paso a señalar.

Como se sabrá, reposa en alguna dependencia de Tribunales una denuncia del suscripto por “el manejo espurio y discrecional de la pauta oficial” durante el período de gobierno 2005-09, precisamente el lapso en que a Arturo Colombi le tocó conducir las riendas del Poder Ejecutivo provincial. Sobre la causa en cuestión es poco lo que se puede añadir a lo que ya se dijo; hay un ex funcionario preso por las derivaciones de ese expediente, una persona fallecida en circunstancias dudosas involucrada en los delitos que se investigan, un escándalo político resonante que repuso a Corrientes en el primer plano de la prensa nacional, y hasta una imputación que comprende al todavía gobernador en funciones por los delitos de abuso de autoridad, administración fraudulenta de caudales públicos, malversación y peculado.

Lo cierto es que en mi carácter de denunciante allá por mediados del presente año solicité al Fiscal de Estado Fernando Carbajal, dado el estado que ya había alcanzado el expediente, que asuma su obligación y responsabilidad funcional constituyéndose en querellante conjunto de la causa referida, en defensa y tutela del interés público y los recursos del erario que si bien los administra el Estado, conforman el patrimonio individual, social y colectivo de todos y cada uno de los correntinos. Por vía de una nota invité al citado agente judicial a que aportara a la individualización de los responsables de los hechos mencionados, cuya autoría era sindicada por el propio fiscal Gustavo Roubineau a actores que revestían la condición de funcionarios del Ejecutivo en base a elementos probatorios de indubitable consistencia.

Mi reclamo cayó en saco roto. El Fiscal de Estado Fernando Carbajal hizo caso omiso al pedido y se abstuvo de intervenir en el expediente de marras. Ese gesto de indolencia importó a mi criterio una defección imperdonable que lo puso a las puertas de una maniobra de encubrimiento. Con tamaña deserción, Carbajal no sólo deshonró su compromiso con la ciudadanía cuyos intereses debía custodiar, sino que en la práctica fue funcional a un operativo de impunidad que si hubiera llegado a materializarse, habría deparado consecuencias ominosas para el tejido social de la comunidad y los valores capitales de la justicia y el estado de derecho.

Ese antecedente precipita mi impugnación de su candidatura, y espero que la Legislatura correntina sepa mensurar los fundamentos del planteo.

Sin nada que agregar, saludo atentamente a quien corresponda."


Guillermo González del Castillo

0 comentarios: