domingo, 29 de noviembre de 2009

REPRESA AYUÍ GRANDE: MEGAPROYECTO SOJERO Y ARROCERO

Con la complicidad del gobierno de Corrientes harían desaparecer 60 kilómetros de costas, bosques de ribera, pastizales y pajonales que quedarían sepultados en un lago más grande que el Iberá. Sería la primera vez que un emprendimiento privado, en beneficio de particulares, se apropie de un bien público de esta dimensión. Porque los arroyos y ríos son de todos y no pertenecen a los propietarios de tierras de a su alrededor.


“Represa Ayui Grande” es el emprendimiento arrocero privado más importante del Mercosur, que producirá 120 mil toneladas anuales de granos. Así lo anuncian Copra S.A., cuyo titular es el vicepresidente del Grupo Clarín, José Aranda, y Adecoagro, perteneciente al financista húngaro George Soros, ambos integrantes de la Unión Transitoria de Empresas Represa Ayuí Grande (UTE) que encabeza la iniciativa. El proyecto contempla una inversión de 55 millones de dólares y la construcción de una represa sobre el río Ayuí, en la localidad correntina de Mercedes, con la que crearán un lago artificial destinado a regar las 18.000 hectáreas de plantaciones.


El INTA y la UBA no avalan el megaproyecto.
El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICCA) promociona la obra. La audiencia pública está convocada para el 4 de diciembre de 2009 en el salón de la Asociación de Industria y Comercio de la ciudad de Mercedes a las 19 horas.

Durante la Audiencia Pública Ambiental serán presentados los puntos básicos de la propuesta productiva y el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) del proyecto encarado por la Unión Transitoria de Empresas. Para presenciar la audiencia no se requiere inscripción en el registro. Los interesados podrán inscribirse en el Registro de Participantes y tomar vista del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) del proyecto hasta el 3 de diciembre próximo en el horario de 8 a 12 en la sede del ICAA Bolívar 2275 de la ciudad de Corrientes y en la Municipalidad de Mercedes con domicilio en Sarmiento 650 de esa ciudad.

Según el documento de la Fundación Iberá, el Ayuí “no es un arroyo más”, es el principal afluente del río Miriñay, pero –curiosamente– resulta más importante que éste, al menos en la desembocadura donde es el Ayuí el que recibe las aguas del más modesto Miriñay. Durante los 60 kilómetros de costas que la represa inundaría, el Ayuí está acompañado por una galería de bosques de linaje Uruguayense, donde viven entre otras especies, gatos monteses, murciélagos fruteros y corzuelas. Pero además el arroyo Ayuí aloja a especies declaradas Monumento Natural Provincial por la legislación correntina, y su hábitat no puede ser modificado. Ellas son el lobito de río, el aguará guazú y el ciervo de los pantanos.










LAS NORMAS EN CUESTIÓN

Los ambientalistas aseguran que se violan normas como Constitución Nacional, Código de aguas correntino y Ley de Bosques nacional y provincial. Aquí se citan algunas de las disposiciones mencionadas.
Artículo 41 de la Constitución Nacional: Todos los habitantes de la Nación gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras.
La Ley Nacional de Bosques 26.331 prohíbe la afectación de bosques nativos en todo el territorio de la Argentina, hasta que las provincias cumplan con el Ordenamiento Territorial de sus bosques.

EN LA PROVINCIA DE CORRIENTES

La Ley 4731/93. Artículo 3: Las personas públicas o privadas, nacionales o internacionales, responsables de obras y/o acciones que degraden o sean susceptibles de producir degradación del ambiente y afectar la salud de la población o de los recursos naturales de la Provincia, quedan obligadas a presentar un estudio e informe evaluativo del impacto ambiental en todas las etapas del desarrollo de dichas obras.

El Decreto 1555/92 establece que toda actividad a iniciarse dentro del hábitat permanente o transitorio de éstos Monumentos Naturales y que implique cualquier tipo de modificación del mismo, deberá contar con la previa autorización de la autoridad competente, la que determinará si las mismas se contraponen o no con la protección y recuperación numérica de las especies. Declara como Monumento Natural Provincial de interés público al Ciervo de los Pantanos (Blastoceros dichotomus) al Venado de las Pampas (Ozotoceros bezoarticus leucogaster), al Aguará Guazú (Chysocyon brachiurus) y al Lobito de Río (Lutra platensis), con el fin de lograr protección y recuperación numérica de estas especies en vías de extinción en el orden Provincial, Nacional e Internacional.

Código de Aguas de Corrientes
Los arroyos pertenecen al dominio público provincial, dominio inalienable e imprescriptible, que admite sólo las limitaciones que establece el Código.
Artículo 56: Toda utilización de los recursos hídricos deberá hacerse de modo que no altere dañosamente el equilibrio ecológico ni afecte la calidad de vida presente o futura. Todo aprovechamiento de agua pública o privada estará sujeto a las previsiones de la ley Nº 5067 de Impacto ambiental.
Artículo 57: Nadie podrá variar el régimen, naturaleza o calidad de las aguas, ni alterar los cauces naturales o artificiales ni su uso, sin previa autorización de la Autoridad de Aplicación, y en ningún caso, si con ello se perjudicare a la comunidad, a las cuencas, a otros recursos naturales o al medio ambiente.
Artículo 58: La Autoridad de Aplicación no debe otorgar permiso o concesión para el uso de cauces o márgenes, si con ello se perjudican las riberas o el flujo normal de las aguas.
Artículo 69: Toda persona física o jurídica, de derecho público o privado, tiene derecho al uso y aprovechamiento de los recursos hídricos para sus legítimas actividades económicas y sociales. Las dotaciones deberán adecuarse a la cantidad y calidad a las disponibilidades de agua y a los objetivos de la política hídrica.
Artículo 70: El derecho de uso establecido en el artículo precedente deberá ser ejercido en forma no perjudique otros usos, ni los legítimos derechos de terceros o el medio ambiente.

EN NOMBRE DEL AYUÍ - video de la fundación Iberá