lunes, 21 de septiembre de 2009

EL MAL KARMA CORRENTINO

ARTURO Y RICARDO COLOMBI DE FRENTE AL ELECTORADO


Entre cruce de denuncias por narcotráfico (Arturo Colombi hacia el ex secretario de seguridad y actual diputado Aguirre) y asuntos de pollera (Ricardo C. hacia Arturo C. referido a Cecilia Gortari, ex secretaria de seguridad y diputada) los primos Colombi fueron proclamados por la Junta Electoral provincial como futuros contendientes por la gobernación en el ballotage previsto para el 4 de octubre, luego de un cuestionado escrutinio, mientras se escuchan las denuncias de quienes integran el Frente Correntinos por el Cambio, que alega irregularidades en la emisión del sufragio en varios municipios en los que quedaron fuera de la intendencia por números mínimos; entre otras cosas plantean el voto y fiscalización de mesas por parte de menores de edad, además de la incorporación masiva de nuevos votantes (ajenos al lugar) en los padrones.

Quienes seguimos el día a día del escrutinio vimos urnas con papel picado (antes boletas opositoras al frente gobernante), otras con sobres vacíos en número equivalente a desaparecidas boletas de partidos integrantes del Frente Correntinos por el Cambio, que habían sido consignadas en planillas de fiscales, acta de mesa y telegrama oficial al momento del cierre, pero que curiosamente no estaban en la planilla del fiscal de mesa del frente gobernante. Un software que de a ratos sumaba o restaba caprichosamente, pudiendo constatarse datos (copias de telegramas certificadas entregadas al P.J por el correo) diferentes al consignado en el centro de cómputos, ¿error de carga o de sistema?. Pero la Junta Electoral para todo tiene respuesta: "hay problemas en todas las elecciones, ésto siempre es igual...hay una instancia para plantear las cosas y fué con su fiscal al cierre del comicio, es irracional abrir urnas en ésta instancia...siempre se quejan los que pierden". Si presta atención verá la preclusión de etapas en ésta modalidad discursiva (como las vueltas de un pollo al spiedo) imposibilitando dar pasos atrás; primero la naturalización de la injusticia, luego la formalización de lo anómalo y finalmente la convalidación de la irregularidad.

¿Cómo sigue la historia? con cuestionamientos judiciales que correrán distinta suerte según el tribunal que las dirima. En Corrientes es vox populi que los jueces fueron nombrados casi en su totalidad (tras la intervención de Mestre) por los dos primos Colombi. Sólo si resuelve la Corte Suprema habría esperanza de una mirada equidistante. Hasta entonces tal vez ya se habrán quemado las urnas y habrá pasado el ballotage, siendo tenida por cuestión abstracta.

Esta opción forzada entre dos facciones de familias (Tato Romero Feris con Arturo Colombi y Pocho Romero Feris con Ricardo Colombi) es una disyuntiva que no seduce a quienes buscan un proyecto político; quizás entusiasma a los obsesos espectadores de telenovelas, que carentes de emoción en sus vidas se inyectan adrenalina siguiendo la devaluada arena política correntina, convertida en un laberinto de cortesanos, ahora con cama redonda incluída.

Quienes ya no los han votado difícilmente cambien de actitud, independientemente del estímulo verbal de alguna dirigencia que pueda ser proclive a los acuerdos de "co-gobierno". La sensación que nos envuelve es que entienden el poder como "la cosa nostra", y si es de ellos la "cosa" pues que resuelvan entre "ellos" nomás. ¿Para qué quieren al pueblo, sólo para hacer de "árbitro" en sus cuitas?. ¿Nos quieren de jueces de sus rencillas y de testigos de su opulencia?.

Lo terrible es que no es televisión, es nuestra vida real.

0 comentarios: