sábado, 22 de noviembre de 2008

Violencia Escolar

Ultimamente se habla mucho de violencia escolar tomándose en cuenta sólo el emergente que aparece como noticia en los medios de comunicación de masas. El caso de Carmen de Patagones suele verse como referencia recurrente. Pero la cotideaneidad posee una trama distinta; un reciente informe de la Universidad Católica revela que el 30% de los niños y adolescentes son acosados por sus compañeros, agravándose el hecho por la disponibilidad de tecnología que permite su continuidad en otros ámbitos. Utilizan celulares para sacar fotografías que son editadas y comentadas en sitios tales como www.metroflogspot.com o similares. Envían mensajes de texto y mails al elegido para la burla. Utilizan Ipod para sustraer declaraciones que luego ponen en la web, al igual que filmaciones furtivas en situaciones ridículas.
El punto es que la escuela, espacio público de encuentro obligado por excelencia se ha convertido en escenario de conflicto.
El mecanismo del chivo expiatorio descripto por el filósofo francés René Girard,... "lo que cohesiona al grupo es el desprecio a 'ése' ente carente de humanidad". Se establecen modos de relacionamiento perverso entre los escolares a raíz de que la sociedad está incapacitada de desarrollar solidaridad y tolerancia, lo que unifica es precisamente el rechazo a lo que se niega a la masificación y uniformidad carente de sentido. El niño que pregunta ¿por qué? evidencia la inconsistencia de los colectivos oradando la base del sistema que homogeiniza del conjunto, que no suele ser otro que la erotización y el poder. Cuestionar el mandato del hostigador es desbaratar el circuito del deseo. Poder y control de las hembras definen al macho alfa entre los animales, pero entre humanos la inteligencia cuestionadora es el salto cualitativo que redefine la sociedad. La sensibilidad es un componente observable entre los agredidos, y su contracara la de los agresores, pero las cosas no permanecen estáticas y las víctimas suelen reaccionar para sorpresa de muchos. No esperemos los titulares. Advirtamos tempranamente los casos de bullyng. Trabajemos en leyes que impidan el uso de la tecnología como herramienta de agresión. Por qué deben ir los niños con celulares (hoy día son además filmadoras, cámaras fotográficas, navegadores satelitales, mp3, mp4, ipods, etc.) a la escuela. Utilizan éstos objetos como símbolos de status y compiten según las reglas del mercado. Para colmo la televisión propone un modelo cultural berreta; programas como el de Tinelli se vuelven éxitos marcando pautas de conducta para los más jóvenes: "si te desnudás en el caño podés conseguir volver el sueño realidad", mensajes así no son más que prostitución naturalizada.
Si su hijo cambia de conducta o baja sus calificaciones, si pierde sus cosas o no quiere salir, si tiene dolores abdominales o de cabeza, si no quiere ir a la escuela, esté atento, puede estar siendo víctima de
bullying.

0 comentarios: